Seguro que a todos se os han empañado alguna vez las gafas de snorkel o buceo. Es uno de los problemas más comunes y más molestos, pero también es uno de los más fáciles de solucionar!